El Centro Español de Autismo realiza más de 70 actividades, estudios y formaciones para reducir las barreras a las que se enfrentan las personas con autismo

  • En su primer año y medio de vida, el primer centro público sobre autismo desarrolla 15 estudios, otras 15 formaciones sobre autismo y genera más de 40 materiales divulgativos
  • Estos recursos están sirviendo para transferir conocimiento sobre autismo a sectores clave como la justicia o la educación
  • Este Centro depende del Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 a través del Real Patronato sobre Discapacidad.
Fotografía de las dos coordinadoras del Centro de Autismo

El Real Patronato sobre Discapacidad, a través del Centro Español sobre trastorno del espectro del autismo, pone en valor las más de 70 investigaciones, actividades y recursos generados en su primer año y medio de trabajo como primer centro público sobre autismo en España. La jornada ‘Balance de actividades, resultados y perspectivas de futuro’ que se ha seguido online por su canal de YouTube ha servido para dar a conocer los avances realizados en materia de justicia, salud, educación, empleo y transferencia a las políticas públicas.

En este sentido, Nacho Campoy, vocal asesor del Real Patronato sobre Discapacidad inauguró la jornada reivindicando el papel del Centro: “su trabajo se ha convertido en referente nacional para los derechos de las personas con autismo. Ha sido el encargado de redactar el primer Plan de Acción de la Estrategia Española en trastornos del espectro del autismo”.

Al respecto, solicitaba el director general de Autismo España, entidad gestora del Centro, “la ejecución de los 40 millones de euros comprometidos por el Gobierno de España para el Plan de Acción de autismo”. Jesús García Lorente pedía “continuidad presupuestaria para el Centro porque las acciones que tienen que liderar deben dar respuesta a las necesidades de medio millón de personas.”

Tras la mesa inaugural, la directora técnica de Autismo España, Ruth Vidriales y las coordinadoras del Centro Español de Autismo, María Luisa Pinos y Beatriz Fuertes han explicado el origen del Centro como piloto y cómo el trabajo en esta fase ha servido para configurar la consolidación del centro en la actualidad. Han destacado la participación de agentes clave y de todo el colectivo del autismo en el proceso de construcción del Centro.

Resultados y perspectivas de futuro: áreas de trabajo

El Centro en su primer año y medio de vida está desarrollando un total de 15 estudios, otras 15 formaciones y ha generado más de 40 materiales divulgativos sobre autismo, de los que se hablaba en la segunda parte de la jornada.

En la mesa de acceso a la justicia y transferencia a políticas públicas se dio las gracias a todas las personas con autismo que han colaborado “porque gracias a su participación hemos podido identificar qué barreras se encontraban en el ámbito judicial y hemos podido articular ajustes”, aseguraba la responsable de Derechos de Autismo España, Paloma Rodrigo encargada del informe que se ha publicado desde el Centro al respecto. A estos datos se añaden, tres publicaciones que abordan el cambio de la Ley de la capacidad jurídica, así como cuatro entrevistas a juristas que explican cómo impactan estos cambios a las personas autistas y sus familias.

Nuria Mesa, como técnica del Área de Derechos del Centro, destacaba las acciones que se están realizando para garantizar el cumplimiento efectivo de los derechos de las personas con autismo, especialmente en el ámbito de la accesibilidad. En este sentido, el Centro Español de Autismo está desarrollando análisis normativos para transferir los resultados de los mismos y propuestas de buenas prácticas a las políticas y administraciones Públicas.

En la mesa dedicada a la salud se puso sobre la mesa “la falta de formación y conocimiento de los profesionales sanitarios” detectada en los estudios realizados, tal y como señalaba Marta Plaza, técnica de investigación y transferencia del conocimiento. Para cubrir esta necesidad el Centro Español de Autismo está desarrollando una formación y ha puesto a disposición de personas en el espectro del autismo, familias y profesionales del ámbito la web www.saludyautismo.es

En el aparatado de Ciclo Vital se puso de relieve la prioridad de explorar las necesidades de las personas con autismo a lo largo de la vida, siempre desde el enfoque de la investigación participativa, un área trasversal a todo el trabajo del Centro: “investigar para y con el colectivo de personas autistas. No sólo como objeto de estudio, sino como investigadores y parte de todo el proceso” señalaba Lara Albacete, técnica de investigación y transferencia del conocimiento. Al respecto, se puso de manifiesto las formaciones que se han llevado a la Universidad en esta materia.

La educación es otro de los pilares claves donde se ha detectado una gran demanda de formación de profesionales sobre autismo. Al respecto, se ha publicado una guía para el profesorado que por primera vez se encuentran con personas autistas en el aula y un curso de autoformación en el que se han inscrito más de 100 docentes en el primer plazo que se ha abierto de inscripción con una puntuación de 4 sobre 5.

El Centro trabaja en la actualidad para explorar la figura del coordinador/a de bienestar en los centros educativos, como agente clave para prevenir y abordar las situaciones de acoso escolar que sufre el alumnado con autismo.

En cuanto al empleo, en esta fase el Centro introduce esta área de trabajo como clave para garantizar el acceso al empleo público de las personas autistas. Además de explorar las barreras que encuentra el colectivo, se están desarrollando recomendaciones que quieren contribuir a una participación efectiva en el mundo laboral.

Cerraba la jornada la mesa de comunicación y divulgación en la que se pusieron de manifiesto los canales generados en este tiempo de trabajo para difundir todo el trabajo del Centro: una página web, canales en redes sociales y la campaña fakeautismo lanzada para sensibilizar sobre los bulos y la desinformación que sigue existiendo sobre el autismo, son las principales acciones puestas en marcha. Un catálogo documental o la adaptación del menú de la web a Lectura Fácil son dos de las mejoras en las que se están trabajando en la actualidad.

Todos estos recursos están sirviendo para transferir conocimiento sobre autismo a sectores clave como la justicia o la educación y minimizar así las barreras que se encuentran en su día a día las personas con autismo. En conclusión, el Centro quiere contribuir a la difusión de buenas prácticas en todas las áreas clave para la participación real y efectiva de las personas con autismo en la sociedad.